Modelo de Coaching Integrativo

El coaching ha tenido una gran evolución y difusión en las últimas dos décadas, abarcando a nivel global un sin número de espacios de aplicación, apoyando a personas y grupos a lograr mejores desempeños y nuevas metas tanto en ámbitos personales, profesionales y colectivos.

pentagonoDebido a este gran auge del coaching a nivel mundial se ha generado un crecimiento exponencial de la utilización de este concepto en otras disciplinas como la terapia, la consultorí­a, relatorí­a, entrenamiento y mentorí­a entre otras, las cuales han pasado a utilizar el término de “coaching” como una estrategia más comercial que metodológica. Esta situación a llevado a una gran ambigüedad en que a ratos pareciera que el coaching es todo y nada a la vez.

Por su parte, los enfoques teóricos que han sido desarrollados de manera sistemática y con mayor sustento han encontrado diversos ambientes para continuar su praxis, demostrando en los procesos de coaching el alcance de resultados, no exentos de distinciones en sus metodologías, conceptos y por cierto en la velocidad y profundidad de las metas alcanzas por sus clientes (coachees).

Es en este proceso evolutivo basado en la evidencia que surge el Modelo de Coaching Integrativo, el cual ha logrado incorporar diversas dimensiones y conocimientos aplicados en un modelo de trabajo claro, estructurado y con resultados demostrados luego de cientos de procesos de coaching bajo esta metodologí­a a lo largo de años de trabajo sistemático.

El Modelo de Coaching Integrativo incorpora los aportes de la programación neurolingüística, la psicología positiva, esquemas de trabajo cognitivo-conductuales, enfoques de epistemología humanistas y los importantes aportes que realiza la neurociencia, los cuales permiten integrar de manera plena a lo largo de un proceso de facilitación y acompañamiento, las diversas aristas que influyen en el desarrollo personal y el alcance de metas específicas, como son las dimensiones cognitiva, emocional, fisiológica y energética.

Estas cuatro dimensiones de la construcción personal se acompañan y ayudan a las personas a generar una alineación interna, que desemboca en acciones concretas que llevan a las personas a potenciar sus desempeños para lograr sus objetivos de manera armónica y sostenida. El Modelo de Coaching Integrativo es una metodologí­a aplicada, concreta y con resultados comprobados, por lo que se convierte en una herramienta poderosa para el trabajo con personas.